SELECCIÓN DE TENIS MESA ESPERA RETENER TÍTULO SUDAMERICANO EN ARGENTINA

  • Además, el conjunto chileno espera alcanzar plazas para el Panamericano específico a disputarse el próximo año en Toronto.

 

El Team Chile de Tenis de Mesa, integrado por Juan Lamadrid, Gustavo Gómez, Manuel Moya, Alfonso Lave, Camila Ramírez, Daniela Ortega, Judith Morales y Paulina Vega, participará en el Campeonato Sudamericano adulto, torneo que largará este domingo en Buenos Aires y se extenderá hasta el jueves 14 de diciembre.

 

La selección chilena concurrirá a este evento regional con dos objetivos claros: retener el título de campeones sudamericanos, alcanzado por el equipo varones en 2017, y conseguir las plazas para el campeonato panamericano específico que se desarrollará en Toronto en 2018.

 

El head coach, Marcos Núñez, explica que “no estará nada de fácil la competencia porque Argentina es una potencia, es un rival directo, también estará Ecuador con el campeón bolivariano, Alberto Miño. Para nosotros es parte de la preparación para los eventos que vienen el próximo año. Este sudamericano es clasificatorio para el panamericano especifico, clasifican dos equipos, damas y varones”.

 

Pero no sólo aflora Buenos Aires como destino para la delegación chilena, ya que el próximo año está la participación en el Latinoamericano (marzo) que se desarrollará en La Habana, el campeonato mundial en Suecia (mayo) y los Juegos Sudamericanos Cochabamba 2018 (mayo). “Empezamos con el proceso clasificatorio. El primer semestre, en enero comenzaremos con dejar lista la selección varones. En febrero las damas. La primera semana, partimos con el latinoamericano en Cuba, luego el mundial que esperamos mantener la 2ª categoría, ya que por primera vez estamos en damas y varones en este rango. En los ODESUR el objetivo principal es conseguir las plazas de dos equipos damas y varones para Lima 2019”, aclaró el head coach nacional.

 

Para alcanzar la meta propuesta, el ex deportista y entrenador nacional asegura que “estamos tranquilos, tenemos toda una planificación preparada que vamos a trabajar en altura. En Cochabamba vamos a jugar a 2.600 metros,  el tenis de mesa se ve muy afectado, la pelota pesa muy poco, pero tenemos un proceso  de preparación para que se adapten y logremos el objetivo que tenemos en mente”.