Coch_Selman_maui

El surfista nacional está en Hawái para participar de uno de los torneos más importantes en el mundo: el Volcom Pipe Pro, que reparte 3.000 puntos para el ranking mundial.

 

Manuel, cuéntanos un poco sobre la importancia de este torneo en Hawái.

 

Es el Volcom Pipe Pro, de la World Surfing League. Es el evento más prestigioso del año, ya que la ola de Pipeline es una de las mejores del mundo y una de las más peligrosas. Es donde acaba el año del Tour Mundial de la WSL. Acá están los mejores. John John Florence es el campeón mundial 2016 y 2017, y él está inscrito. Vive aquí mismo, frente a la ola, es su casa. Definitivamente esa es la persona a la que hay que ganarle para obtener un buen resultado en este campeonato.

 

 

La organización del torneo monitorea satelitalmente las olas para elegir los mejores cuatro días y ahí hacer las competencias, ¿es así?

 

La ventana es del 29 de enero al 10 de febrero. El evento se puede hacer sólo en cuatro días. El director de eventos se junta con un grupo de meteorólogos, de la página Surfline, que es la página más grande a nivel mundial para predecir las olas y las tormentas. Ahí deciden cuáles son los mejores cuatro días dentro de esa ventana, y deciden hacer el torneo ahí. Igual todas las mañanas tienen una llamada a las 7 u 8 de la mañana, se ve cómo están las condiciones y si se ve prometedor durante el día, arrancan. Entonces igual hay que estar todas las mañanas chequeando y viendo si el evento va a empezar.

El evento tiene 144 surfistas, y hay 4 rondas de sembrados. Yo estoy en la tercera, entonces no estoy preocupado de estar los primeros días en la playa viendo si va a empezar o no va a empezar, porque creo que voy a competir durante el segundo o tercer día del evento.

 

 

¿Cómo se prepara un surfista profesional para competir a este nivel?

 

La vida de un surfista en general se envuelve en el surf. El surf depende mucho de las condiciones. No es como el fútbol o el tenis, en que la cancha va a estar siempre ahí, si se mojó se seca, etc. El surf todos los días es diferente, cada ola es diferente. Normalmente surfeamos temprano en la mañana, los que tienen trabajo se van al trabajo después, y nosotros a entrenar o a hacer flexibilidad, el yoga es súper bueno. El surf es un deporte que no te destruye el cuerpo, entonces el entrenamiento es bien técnico. Son movimientos que te ayudan a hacer las maniobras en el agua.

 

El surfista profesional, a este nivel al que estamos un pequeño grupo de chilenos, tenemos un montón de eventos durante el año, son como 16. Así que tenemos que intentar entrenar entre los eventos. Pero imagínate: son 16 QS, más los Panamericanos, más los Mundiales ISA… estamos prácticamente con dos eventos al mes, así que es súper importante tener una pretemporada de entrenamiento físico en diciembre y después mantenerlo durante el año entremedio de los eventos.

 

 

¿Sientes que el surf en Chile ha tenido un desarrollo importante en los últimos años?

 

En Chile el surf ha crecido un montón, sobre todo en aspectos del profesionalismo. Veo a muchos niños y jóvenes que están súper enfocados, que ven un futuro como surfistas profesionales. Y aparte de eso estos niños son la primera generación que viene de papás surfistas, que creen en el surf, que creen que se puede hacer una carrera. Hay una generación mayor, que es la de Ramón Navarro, Diego Medina, Cristián Merelo, que cuando eran chicos los papás no veían que iban a tener un futuro. Me imagino que era casi como una broma, una diversión. Pero hoy en día hay un grupo de jóvenes que sus papás fueron surfistas y ven el deporte como una profesión, y los niños están súper enfocados entrenando, corriendo olas chicas, olas malas, olas grandes… Definitivamente se ha visto un cambio gigante en el profesionalismo del surf en Chile. También a través de la Federación se ha creado un trabajo súper importante con los eventos nacionales y con la Selección nacional, viajando en los últimos tres años con un buen apoyo. Yo compito por la Selección desde que tenía 15 años, y hasta los 22 ó 23 yo me pagué absolutamente todos esos viajes por representar a Chile. Y ahora a través del Comité Olímpico y de la Federación tenemos el apoyo para despreocuparnos de eso y llegar bien preparados a los eventos mundiales con la Selección.

 

 

Nos imaginamos que el hecho de que sea un deporte Panamericano y Olímpico es un impulso extra para todos los surfistas, ¿no?

 

Es un gran impulso para el deporte en general, para que las empresas privadas apoyen más y el gobierno apoye más, como lo vienen haciendo. Chile es uno de los países que está más avanzado en incluir al surf en su Comité Olímpico, hay algunos países donde todavía no es ni reconocido. Como chileno, me encantaría clasificar. Tenemos posibilidad en dos eventos ISA del 2019 y 2020, y además del Panamericano de Lima. Así que a darle duro a estos años que siguen para poder llegar a Lima 2019 y eventualmente a las olimpiadas de Tokio el 2020.

 

 

Crédito Foto: Maui & Sons.