Estatuto


COMITÉ OLIMPICO DE

CHILE

 

TITULO PRIMERO

 Nombre, Domicilio, Duración  y Objetivos.

 Artículo primero: El Comité Olímpico de Chile es una corporación autónoma de derecho privado, constituida de conformidad con los principios fundamentales del Olimpismo, que tiene por domicilio la ciudad de Santiago, y que estará integrado por las Federaciones Deportivas Nacionales que se afilien a él y acepten su estatuto y reglamentos.

Artículo segundo: El Comité Olímpico de Chile, en adelante “el Comité”, estará desvinculado de toda cuestión política, religiosa, racial y en general de todo aquello que no tenga estrecha relación con las actividades atingentes a la cultura física y a los deportes. Su duración será indefinida. El Comité deberá respetar las disposiciones de la Carta Olímpica, del Código Mundial Antidopaje y acatar las resoluciones del Comité Olímpico Internacional. Se compromete igualmente a participar en acciones para promover la paz y la participación de la mujer en el deporte, la ética deportiva, la lucha antidoping y obrar de acuerdo con las decisiones de dicho Comité.

Artículo tercero: Los objetivos principales del Comité serán los siguientes:

        a) Difundir y proteger los principios fundamentales del Olimpismo en Chile dentro del marco de la actividad deportiva en sus diversas modalidades, y contribuir a su divulgación en los planes y programas de enseñanza de educación física y deportes en todos los niveles educativos;

b) Fomentar la creación de instituciones dedicadas a la cultura olímpica y especialmente contribuir a las actividades de las Academias Olímpicas Nacionales y de programas culturales relacionados con el Movimiento Olímpico;

        c) Velar por el respeto en Chile de las normas de la Carta Olímpica y de sus textos de aplicación, las que se declaran incorporadas al presente estatuto;

d) Promover, a través de las Federaciones Deportivas Nacionales a él afiliadas, el mejoramiento de los sistemas formativos y de enseñanza de los distintos deportes, procurando que ellas coordinen y supervisen en el ámbito nacional el desarrollo de los programas de sus respectivas disciplinas;

        e) Promover el desarrollo y cultivo de las ciencias del deporte, estimulando la investigación científica, los avances tecnológicos y la capacitación de los docentes, dirigentes y profesionales de esta actividad;

        f) Oponerse activamente a toda forma de discriminación y de violencia en el deporte, así como al uso de sustancias y procedimientos prohibidos por el Comité Olímpico Internacional y por las Federaciones Deportivas Internacionales. El Comité adoptará el Código Mundial Antidopaje de tal modo de asegurar que tanto sus miembros como sus políticas antidopaje y procedimientos de control estén conformes con dicho Código, debiendo cumplir con todas las obligaciones y responsabilidades  que en el se establecen para los Comités Olímpicos Nacionales. El Comité deberá además promover la educación antidopaje y cooperar con las  agencias  nacionales u otras organizaciones antidopaje. Deberá igualmente denunciar ante quien corresponda  todas las posibles violaciones a las normas antidopaje e investigar la implicancia en ellas del personal de apoyo de un deportista o de otras personas,

g) Organizar, coordinar y dirigir la participación de Chile en los Juegos Olímpicos, Panamericanos, Odesur, del Pacífico u otras competencias multideportivas regionales, continentales o mundiales patrocinadas o reconocidas por el Comité Olímpico Internacional, ejerciendo jurisdicción exclusiva en todos los aspectos relacionados con la concurrencia de delegaciones nacionales a tales eventos y con la representación ante las entidades que los promueven, organizan  y  patrocinan.  El  Comité  estará  siempre  obligado  a  participar  en  los Juegos de las Olimpiadas enviando a sus atletas, siendo responsable del comportamiento de los miembros de sus delegaciones. El Comité tendrá además la facultad de designar la ciudad de Chile que pudiera postular a la organización de los Juegos Olímpicos.

h)  Representar en Chile, con carácter exclusivo, al Comité Olímpico Internacional, sin perjuicio de las facultades de los miembros chilenos del citado organismo;

i) Promover, en el ámbito nacional, la actividad física y la práctica deportiva para discapacitados, coordinando su participación en las competencias multideportivas internacionales patrocinadas por el Comité Paralímpico Internacional; y,

j) Trabajar para mantener relaciones armónicas y de cooperación con los organismos gubernamentales vinculados al deporte. Sin embargo, el Comité preservará su autonomía y rechazará todo tipo de presiones, incluyendo aquellas de naturaleza política, religiosa o económica que puedan afectar el cumplimiento de la Carta Olímpica.

k) En el campo educacional tendrá como objeto la creación, mantención y administración de establecimientos educacionales, especialmente particulares, subvencionados y gratuitos además de servir como sostenedor de ellos. Este objeto comprende la realización de actividades complementarias o relacionadas con el, tales como la creación y mantención de bibliotecas, internados, capacitaciones y las demás contempladas en las letras anteriores de este artículo

Artículo cuarto: El lema olímpico de “Citius, Altius, Fortius”, que significa “Más veloz, más alto, más fuerte”, será el lema del Comité Olímpico de Chile. El Comité velará por la observancia estricta del uso de los símbolos olímpicos: bandera, lema, himno y emblema,  que pertenecen, salvo este último, al Comité Olímpico Internacional, en lo sucesivo C.O.I., los que podrán ser usados por el Comité Olímpico de Chile en el marco de sus actividades y de acuerdo con lo prescrito en la Carta Olímpica. La bandera, el emblema y el himno adoptados por el Comité Olímpico de Chile deberán contar con la aprobación del órgano ejecutivo del Comité Olímpico Internacional.  Sin perjuicio de lo anterior, el uso de la bandera del C.O.I., cuyo campo es blanco y lleva  en  el centro cinco anillos entrelazados de colores azul, amarillo, negro, verde y rojo, así como la denominación “Juegos Olímpicos”,  quedan reservados en todo el territorio nacional al Comité Olímpico de Chile.

TITULO SEGUNDO

Integración del Comité

 Artículo quinto: Los integrantes del Comité son exclusivamente las Federaciones Deportivas Nacionales con personalidad jurídica, afiliadas a las Federaciones Internacionales que gobiernan los deportes incluidos en el programa de los Juegos Olímpicos y que se incorporen a él de acuerdo con las normas del presente estatuto. Sin embargo y conforme lo autoriza la Carta Olímpica, el Comité puede aceptar la afiliación de Federaciones Deportivas Nacionales no olímpicas, con las exigencias señaladas en la Carta Olímpica. En todo caso, sólo será aceptada la afiliación de una Federación por cada disciplina deportiva que se practique en Chile. Las Federaciones Nacionales de Deportes incluidos en el programa Olímpico deberán constituir la mayoría de los integrantes del Comité con derecho a voto.

 Artículo sexto: La calidad de integrante se adquiere por la solicitud de afiliación aceptada por el Consejo y previo el informe favorable de su Directorio, que se fundamentará en la opinión de la Comisión Jurídica. Será siempre condición para que una Federación mantenga su afiliación el que sus políticas y normas internas estén conformes con los preceptos del Código Mundial Antidopaje. Los reglamentos de las Federaciones deberán igualmente contener normas tendientes a que tanto los atletas como quienes participen como entrenadores, directores, oficiales, personal médico o paramédico en una competencia organizada o autorizada por ella o una de sus organizaciones miembros se comprometan al cumplimiento de las normas antidopaje, como requisito para su participación.

 Artículo séptimo: Los integrantes tendrán los siguientes derechos y obligaciones, entre otros:

a) Elegir a las personas que servirán los cargos de miembros del Directorio, Tribunal de Honor y de Arbitraje Deportivo, Corte de Arbitraje y de las Comisiones Jurídica y Revisora de Cuentas, en la forma prevista en el presente estatuto y sus reglamentos;

b) Colaborar en las tareas que se les encomiende y asistir a las reuniones a que se les convoque;

c) Participar, por medio de sus representantes, con derecho a voz y voto en las sesiones del Consejo; y

d) Presentar proyectos y proposiciones al Directorio para conocimiento y acuerdo del Consejo, sobre materias relacionadas con los objetivos del Comité.

 Artículo octavo: Las Federaciones quedarán suspendidas de todos sus derechos en el Comité en los siguientes casos:

a) Cuando así se haya determinado en virtud de una medida disciplinaria firme o ejecutoriada aplicada en la forma prevista en este estatuto y sus reglamentos;

b) Cuando no cumplan con las obligaciones contraídas con el Comité;

c) Cuando sus representantes falten a tres o más sesiones consecutivas del Consejo dentro de un año calendario.

Artículo noveno: La calidad de integrante se pierde por:

a) Renuncia escrita;

b) Disolución de la Federación o cancelación de su personalidad jurídica, y

c) Expulsión acordada por los dos tercios de los integrantes del Consejo, adoptada en sesión extraordinaria citada especialmente al efecto, basada en infracciones graves a la Carta Olímpica o por haber sufrido el integrante de cuya expulsión se trata, tres suspensiones de sus derechos como tal, dentro de los últimos tres años. Las Federaciones que incurran en esta causal sólo podrán ser readmitidas por la misma mayoría antes señalada y habiendo transcurrido un año desde la fecha de su expulsión.  Las circunstancias referidas en las letras a) y b) de este artículo deberán ser puestas por el Directorio en conocimiento del Consejo en la más próxima reunión que éste celebre.

d) No cumplir con lo señalado en el artículo sexto respecto de las normas antidopaje.

TITULO TERCERO

Consejo

 Artículo décimo: El Consejo será la autoridad máxima del Comité y estará constituido por las Federaciones que se encuentren afiliadas de conformidad con las normas del presente estatuto, a través de su Presidente o delegado.   Además, y de acuerdo con las normas de la Carta Olímpica, formarán parte y se incluirán en el Consejo, con derecho a voz y voto:

a) El o los representantes en Chile del C.O.I. Un miembro, un miembro honorario o un miembro de honor expulsados del Comité Olímpico Internacional no podrán integrar el Comité ni sus Federaciones afiliadas.

b) La Comisión de Deportistas, a través de su Presidente y un delegado. Estos integrantes tendrán los derechos y obligaciones señalados en el artículo Séptimo de este estatuto, en lo que les fuere aplicable. Los miembros del Directorio del Comité – que no representen a una Federación afiliada – tendrán derecho a asistir a las sesiones del Consejo sólo con derecho a voz y no serán contados para los efectos del quórum. Asimismo, en las sesiones del Consejo también podrán participar, con derecho a voz, los Presidentes de la Corte de Arbitraje Deportivo, Comisiones Jurídica y Revisora de Cuentas, así como aquellas personas que por mayoría de votos autorice el Consejo.

Los integrantes del Comité, a excepción de los que públicamente se dediquen a la administración del deporte, no aceptarán remuneración o bono alguno por el ejercicio de sus funciones.

Artículo undécimo: Para ser representante o delegado de una Federación se requiere ser ciudadano chileno o extranjero residente en Chile por más de diez años, mayor de edad y gozar de conducta y honorabilidad intachables, calificadas previamente por la Comisión Jurídica y aprobadas por el Consejo. Estos delegados durarán indefinidamente en sus cargos mientras la Federación que representan no designe a otro en su reemplazo, o el Consejo, a propuesta de la Comisión Jurídica, disponga su inhabilidad por haber perdido uno o más de los requisitos señalados en el inciso anterior. Participarán en las sesiones del Consejo con derecho a voz y voto, salvo que a ellas concurra el respectivo  Presidente,  debidamente  acreditado  como  tal,  en  cuyo  caso  a  él corresponderá ejercer la plenitud de dichos derechos.  Para el caso del representante en Chile del C.O.I., se requiere de la comunicación oficial de esta entidad que así lo designe.

Artículo duodécimo: El Consejo celebrará sesiones ordinarias en uno cualquiera de los quince primeros días hábiles de los meses de marzo  y diciembre de cada año, y en forma extraordinaria cada vez que sea convocado por el Presidente del Comité, o quien haga sus veces, o cuando más de la cuarta parte de sus integrantes requiera convocarlo, con a lo menos quince días de anticipación a la fecha de la sesión, para tratar materias necesarias para la marcha de la institución, debiendo indicarse el o los objetivos de la convocatoria. Serán nulos los acuerdos que se adopten sobre materias no previstas en el temario de la citación para sesión extraordinaria.

Artículo décimo tercero: Las sesiones serán presididas por el Presidente del Comité o quien lo reemplace. Actuará como ministro de fe el Secretario General o quien haga sus veces. Ante la ausencia de los anteriores, el Directorio designará de entre sus miembros a quien o quienes cumplirán tales labores respectivamente, por la sesión de que se trate, siempre que concurra el quórum reglamentario. Las sesiones serán públicas, a menos que más de la mitad de los integrantes presentes acuerden que sean secretas. De las deliberaciones y acuerdos adoptados en las sesiones deberá dejarse constancia resumida en un libro especial de actas del Consejo, las que deberán ser firmadas por el Presidente, Secretario General – o por quien o quienes hagan sus veces – y por tres asistentes a la reunión, designados por el Consejo. Previo a cada sesión, el  Presidente de la Comisión Jurídica deberá dar cuenta de las nuevas afiliaciones, poderes o designaciones, si las hay. Las citaciones para las sesiones del Consejo se efectuarán con a lo menos diez días hábiles de anticipación y serán despachadas por carta certificada dirigida al domicilio registrado por el integrante en el Comité, materia que será cumplida por el Secretario General del Comité. En dicha comunicación deberá señalarse el tipo de sesión, la tabla o materias que tratar, e incluirá el acta de la sesión anterior y los documentos necesarios para el conocimiento y decisión de las materias incorporadas en la convocatoria. Además, dicha citación deberá comunicarse a los integrantes del Consejo por fax u otro medio electrónico equivalente.

 Artículo décimo cuarto: Las sesiones del Consejo serán legalmente instaladas y constituidas si a ellas concurriere, a lo menos, más de la mitad de sus integrantes. Si dicho quórum no fuere reunido, en primera citación, se dejará constancia de este hecho y deberá disponerse una nueva citación para un día distinto, dentro de los treinta días siguientes al de la primera reunión, en cuyo caso la asamblea se efectuará con los miembros que asistan. Los acuerdos del Consejo requerirán de la mayoría absoluta de los integrantes presentes, entendiendo por tal a más de la mitad de los asistentes con derecho a voto, con excepción de aquellos casos en que la ley, este estatuto o los reglamentos fijen una mayoría diferente. En las sesiones del Consejo, cada integrante tendrá un voto. No serán aceptados los votos emitidos por correspondencia, teléfono,  fax o cualquier otro medio que no sea el emitido personalmente en la reunión. Tratándose de materias que debe conocer el Consejo relacionadas con la participación de deportistas nacionales en los Juegos Olímpicos, Panamericanos, Odesur, del Pacífico y otras competencias multideportivas mundiales, continentales o regionales patrocinadas por el C.O.I., sólo votarán el o los representantes en Chile de dicho Comité, los de las Federaciones cuyos deportes estén incluidos en el programa correspondiente, el representante de la Comisión de Deportistas y el Presidente del Comité. Como regla general, al tratar asuntos relativos a los Juegos Olímpicos, solamente se tomarán en consideración los votos emitidos por las Federaciones Nacionales afiliadas a las Federaciones Internacionales que gobiernan los deportes incluidos en el programa de los Juegos Olímpicos.

Artículo décimo quinto: En las sesiones ordinarias que celebre el Consejo podrá tratarse cualquier asunto relacionado con el deporte y que no esté expresamente reservado para una reunión extraordinaria, y especialmente los siguientes:

a) Los que tiendan al cumplimiento de los objetivos a que se refiere el Título Primero de este estatuto;

b) Los relativos a los Juegos Olímpicos, Panamericanos, Odesur, del Pacífico y otros multideportivos de relevancia continental aprobados por los respectivos organismos internacionales;

c) La interpretación del presente estatuto y sus reglamentos, así como pronunciarse sobre todos aquellos asuntos no previstos en ellos, cuidando, en todo caso, de no apartarse de los principios e ideales que los inspiran. En caso de duda o cuando se incurra en contradicciones con la Carta Olímpica, al interpretar el estatuto, prevalecerán las normas de ésta;

d) A propuesta del Directorio, aprobar los reglamentos necesarios para la buena marcha del Comité y sus Comisiones;

e) Aprobar los presupuestos anuales de entradas y gastos que presente el Directorio en la última sesión de cada año;

f) Pronunciarse anualmente sobre la memoria, balance y estados financieros del Comité, que el Presidente, o quien haga sus veces, deberá presentar dentro del primer cuatrimestre de cada año;

g)  La afiliación de nuevos miembros; y,

h) Ratificar la designación de integrantes del Directorio que éste formule en uso de la facultad que le confiere el inciso segundo del artículo décimo noveno de este estatuto, materia que también podrá ser tratada en sesión extraordinaria.

Artículo décimo sexto: Sólo en sesión extraordinaria del Consejo podrán tratarse los siguientes temas:

a) La elección de los miembros del Directorio, Tribunal de Honor y de Arbitraje Deportivo, Corte de Arbitraje Deportivo y Comisiones Jurídica y Revisora de Cuentas;

b)  La reforma del estatuto;

c)  La disolución del Comité;

d) La adquisición, hipoteca y enajenación de bienes raíces, la constitución de servidumbres y prohibiciones de gravar y enajenar y el arrendamiento de inmuebles por un plazo superior a cinco años;

e)  La suspensión, pérdida y rehabilitación de la calidad de integrante del Comité; y,

f) La censura a uno o más integrantes del Directorio del Comité, de la Corte de Arbitraje Deportivo y de las Comisiones Jurídica y Revisora de Cuentas, la cual, de ser aprobada por mayoría de los integrantes del Consejo, dejará al o los censurados fuera de su cargo, de inmediato y sin más trámite. Para el caso de la censura  al Presidente del Comité, deberá ser aprobada por los tres quintos de los integrantes  del Consejo. Si la censura fuere aprobada respecto del Presidente del Comité o de los integrantes de cualquiera de los organismos colegiados antes mencionados, el Consejo deberá proceder de inmediato y sin que sea necesaria una nueva sesión o convocatoria, a la elección del o los respectivos reemplazantes. La proposición de  censura deberá estar patrocinada por a lo menos un tercio de los integrantes del Consejo con derecho a voto, o a lo menos la mitad de dichos integrantes para el caso del Presidente. Deberá presentarse por escrito y contener la fundamentación de los cargos que se formulen, debiendo ser votada en una sesión extraordinaria a realizarse dentro de los treinta días siguientes, oportunidad en que el o los afectados efectuarán sus descargos.

 

TITULO CUARTO

Directorio

 Artículo décimo séptimo: El Directorio es la autoridad encargada de dirigir las actividades deportivas, administrativas y sociales del Comité, ejecutar los acuerdos del Consejo y resolver todas las materias que no estén estatutariamente encomendadas a otra autoridad del mismo. Ejercerá la plenitud de las facultades de administración sin más limitaciones que las que señale este estatuto, las que podrá delegar en una o más personas que designe para materias determinadas.

 Artículo décimo octavo: El Directorio estará constituido por nueve miembros, que serán un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario General, un Tesorero, un Primer Director, un Segundo Director, un Tercer Director, un Cuarto Director y un Quinto Director. El Primer y Segundo director deberán ser de sexo femenino. Tanto ellas como el Tercer, Cuarto y Quinto Director deberán ser representantes de Federaciones cuyos deportes están incluidos en el programa olímpico. Además, integrará el Directorio el representante en Chile del Comité Olímpico Internacional, con derecho a voz y voto.

 Artículo décimo noveno: Los miembros del Directorio durarán cuatro años en sus funciones, pudiendo ser reelegidos en el mismo cargo por un máximo de dos oportunidades. De optar a una segunda reelección, deberán obtener como mínimo la mitad más uno de los votos válidamente emitidos. Si el postulante a la reelección fuera la primera mayoría pero sin obtener la votación requerida, se proclamará vencedor al otro candidato si la elección hubiera sido entre ellos dos y si lo fue entre tres o más, se repetirá a continuación solo con quienes obtuvieron las dos mayorías siguientes. Ejercerán sus funciones sin remuneración, sin  perjuicio del pago o reembolso de los gastos de transporte, estada y demás que justifiquen, necesarios para el ejercicio de la función asignada. Serán solidariamente responsables de los perjuicios causados al Comité por sus actuaciones dolosas o culpables.

En caso de fallecimiento, ausencia, renuncia, vacancia o imposibilidad de cualquiera de los miembros del Directorio, excluido el Presidente, dicho Directorio le designará un reemplazante, cuya nominación deberá ser ratificada  por el Consejo y durará en sus funciones por el tiempo que falte al reemplazado para completar el cuadrienio. El Directorio, al proponer el reemplazante, deberá velar para que se conserve la mayoría exigida en la parte final de este artículo.

Si la vacancia ocurriere respecto del cargo de Presidente o de cinco Directores o más de éstos, por cualquiera causa o motivo, el Directorio convocará a su elección, aplicándose al efecto el procedimiento establecido en el artículo vigésimo, en lo que le sea aplicable.

Los cargos de Presidente, Vicepresidente, Secretario General y Tesorero del Comité serán incompatibles con los de Presidente de una Federación afiliada, en los que cesarán automáticamente al momento de ser elegidos.

Los representantes de las Federaciones Nacionales cuyos deportes se encuentran incluidos en el Programa Olímpico deberán constituir la mayoría del Directorio.

Artículo vigésimo:  Cada cuatro años, dentro de los sesenta días siguientes a la fecha del término de los correspondientes juegos olímpicos de verano, o en los dos últimos meses del cuadrienio respectivo en el evento de que aquellos no se realicen, el Directorio iniciará el proceso destinado a elegir a sus miembros y a los del Tribunal de Honor y de Arbitraje Deportivo, Corte de Arbitraje, Comisiones Jurídica y Revisora de Cuentas,  informando por escrito a los miembros del Consejo para que presenten, dentro del plazo de quince días, el o los nombres de los candidatos o postulantes, con sus respectivos antecedentes deportivos. Vencido dicho plazo, el Directorio convocará a una sesión extraordinaria del Consejo para proceder a la elección, citación que deberá incluir los nombres de los candidatos. Esta sesión deberá efectuarse dentro de los treinta días siguientes a dicho vencimiento. Las impugnaciones que se deduzcan respecto de una o más postulaciones serán resueltas por el Tribunal de Honor y de Arbitraje Deportivo. Podrán ser candidatos:

a) Los Presidentes o ex–Presidentes de Federaciones integrantes del Comité, y que hayan desempeñado tal cargo durante a lo menos seis meses – continuos o discontinuos – en los últimos ocho años precedentes al día de la elección;

b) Las personas que se hubieren desempeñado como delegados a lo menos durante seis meses – continuos o discontinuos – en los últimos cuatro años precedentes al día de la elección;

c) Quienes sean postulados por a lo menos tres Federaciones Nacionales, sean mayores de edad y, teniendo honorabilidad intachable, posean antecedentes como deportistas, dirigentes, técnicos o profesionales vinculados a la educación física y el deporte. Para el caso de los candidatos al cargo de Presidente del Comité, no será necesario que reúnan los requisitos señalados precedentemente, aunque deberán ser mayores de veinticinco años de edad y su postulación presentada por a lo menos cinco Federaciones Nacionales de Deportes Olímpicos que integren el Comité.  La elección se realizará en votación secreta, para lo cual los integrantes del Consejo emitirán su sufragio en una sola cédula que contendrá la indicación de su preferencia para cada uno de los cargos a elegir. Estas cédulas serán depositadas en una urna y concluida la votación, el Secretario General, o quien haga sus veces, leerá los votos en voz alta. Concluido el escrutinio, el Presidente proclamará elegidos a quienes obtengan más de la mitad de los votos de los integrantes del Consejo presentes en la sesión. Las abstenciones, votos en blanco y nulos no se computarán para estos efectos. Para el caso que en la primera votación no se alcance la mayoría antes señalada para uno o más cargos, la votación se repetirá con los candidatos que hubieren logrado las dos más altas mayorías relativas. Si hubiere empate, la votación deberá repetirse tantas veces como sea necesario, hasta que uno de ellos obtenga mayoría. Concluido el proceso eleccionario, y proclamados los elegidos, éstos asumirán de inmediato sus respectivas funciones.

Artículo vigésimo primero: Sin perjuicio de lo señalado en el artículo décimo séptimo, el Directorio tendrá especialmente las siguientes facultades y obligaciones:

a) Dirigir la marcha del Comité y ejecutar lo necesario para su participación en los Juegos Olímpicos, Panamericanos, Odesur, del Pacífico y otras competencias multideportivas internacionales en que participe como tal;

b) Velar por la correcta aplicación de las normas relativas al uso de la bandera, lema, himno, emblema y demás símbolos olímpicos;

c) Constituir, organizar y ejercer la dirección superior de las delegaciones nacionales que deban asistir a los eventos deportivos señalados en la letra a) anteprecedente, con plenas atribuciones directivas y disciplinarias respecto de los deportistas, técnicos, jueces, árbitros, dirigentes u otros oficiales que las compongan, desde la fecha en que se encuentren acreditados;

d) Velar por la correcta aplicación del presente estatuto, sus reglamentos complementarios y acuerdos del Consejo;

e) Resolver cualquier asunto que en forma urgente e impostergable requiera solución inmediata, sin perjuicio de dar cuenta posterior de lo obrado en la primera sesión que efectúe el Consejo, o poniendo los antecedentes en conocimiento del Tribunal de Honor y de Arbitraje Deportivo, según corresponda;

f)  Administrar el patrimonio del Comité;

g) Proponer anualmente al Consejo el presupuesto de gastos y entradas del Comité que regirá en cada año deportivo;

h) Designar otras Comisiones o Comités necesarios para cumplir con el trabajo técnico, administrativo, financiero y demás que se precisen para el cumplimiento de los objetivos del Comité;

i) Rendir cuenta anual al Consejo, dentro del primer cuatrimestre de cada año, sobre la marcha del Comité e inversión de los recursos considerados en el presupuesto, mediante una memoria, balance y estados financieros;

j) Hacer cumplir los acuerdos del Consejo y Tribunal de Honor y de Arbitraje Deportivo, emitidas en el ejercicio de sus respectivas atribuciones; y

k) Buscar fuentes de financiamiento adecuadas para cumplir con los objetivos estatutarios.

Artículo vigésimo segundo: El Directorio sesionará ordinariamente por lo menos una vez al mes, y extraordinariamente cuando lo cite su Presidente o quien haga sus veces, o lo pidan cinco Directores. El quórum para sesionar será la mayoría absoluta de sus miembros y sus acuerdos requerirán del voto conforme de la mayoría de los asistentes. En caso de empate se repetirá la votación y si el empate persiste, decidirá el voto de quien presida la reunión. De las deliberaciones y acuerdos del Directorio se dejará constancia en un libro de actas, que será firmado por todos los asistentes a la sesión, pudiendo exigir el Director que desee salvar su responsabilidad por algún acto o acuerdo, se deje constancia de su opinión contraria en el acta respectiva. Los Directores que  tengan  interés  en  algún   acto  o  contrato  que  deba  conocer  o acordar el Directorio, sea para sí, su cónyuge o parientes por consanguinidad hasta el cuarto grado o por afinidad hasta el segundo grado, deberán hacerlo presente al tratarse aquellas materias y abstenerse de emitir opinión y voto al respecto, de lo que se dejará constancia en el acta pertinente.

 Artículo vigésimo tercero: Los miembros del Directorio que falten injustificadamente a tres o más sesiones – ordinarias y extraordinarias – consecutivas o cinco alternadas, perderán su calidad de tales, debiendo el Directorio proceder a su reemplazo conforme a lo señalado en el inciso segundo del artículo décimo noveno. De esta exclusión podrá el afectado reclamar ante el Tribunal de Honor y de Arbitraje Deportivo.

 

TITULO QUINTO

Miembros del Directorio

 

Artículo vigésimo cuarto: El Presidente del Directorio lo será también del Comité. Lo representará judicial y extrajudicialmente y tendrá las demás facultades que le confiere el estatuto, reglamentos y acuerdos del Consejo, y especialmente las siguientes:

a)  Presidir las sesiones del Consejo y su Directorio;

b) Ejecutar los acuerdos del Consejo y del Directorio, sin perjuicio de las facultades que específicamente encomiende el estatuto a otras personas u organismos, y todo, en la forma señalada por dicho estatuto, reglamentos o acuerdos de dichos órganos;

c) Firmar la documentación propia de su cargo conjuntamente con el Secretario General, y las relacionadas con tesorería conjuntamente con el Tesorero;

d) Presentar anualmente al Consejo la cuenta sobre la marcha de la institución y su estado financiero, de conformidad con lo señalado en la letra i) del artículo vigésimo primero; y

e) Organizar los trabajos del Directorio y proponer el plan de trabajo general de actividades del Comité;

 Artículo vigésimo quinto: Corresponde al Vicepresidente colaborar con el Presidente en la realización de sus funciones y representarlo o reemplazarlo en caso de ausencia, imposibilidad o impedimento de cualquier tipo.

 Artículo vigésimo sexto: El Secretario General  será el ministro de fe de todas las actuaciones del Comité y sus organismos. Le corresponderá cumplir con todas las funciones propias de su cargo y las demás que le señalen este estatuto y los reglamentos que lo complementen.

Artículo vigésimo séptimo: El Tesorero estará encargado de dirigir y controlar el movimiento contable, presupuestario y financiero del Comité, debiendo preparar anualmente la información que se incluirá en la cuenta, memoria, balance y estados financieros que debe informar el Presidente del Consejo. Además, debe proporcionar toda la información que sobre estas materias requiera el Consejo, el Directorio y la Comisión Revisora de Cuentas, así como cumplir con los demás cometidos encargados por el estatuto y los reglamentos.

Artículo vigésimo octavo: En su primera sesión luego de la elección, el Directorio nominará a dos de los cinco directores para que ocupen los cargos de Prosecretario General y Protesorero, respectivamente, quienes reemplazarán a los titulares con iguales atribuciones y deberes en caso de ausencia de ellos por cualquier causa o motivo, lo que no será necesario justificar ante terceros. Los directores que no tienen asignada una función específica cumplirán las labores que les encomiende el Directorio.

 

 TITULO SEXTO

Patrimonio

 Artículo vigésimo noveno: Para atender a sus objetivos, el Comité dispondrá de los recursos que  produzcan  los  bienes  que   posea   y   además   de   las subvenciones, aportes, donaciones, herencias, legados, erogaciones y auspicios que obtenga de personas naturales o jurídicas, de orden público o privado, así como aquellos provenientes de las actividades que realice, a cualquier título.  El Directorio, dentro de sus facultades de administración, determinará la inversión de los recursos para el cumplimiento de sus objetivos estatutarios.

 

TITULO SEPTIMO

Tribunal de Honor y de Arbitraje Deportivo

Artículo trigésimo: El Comité tendrá un Tribunal de Honor dividido en dos salas de tres miembros cada una, elegidos por el Consejo en la oportunidad señalada en el artículo vigésimo. Sus integrantes durarán cuatro años en sus cargos, pudiendo ser reelegidos por una sola vez y sus cargos serán incompatibles con los de Presidente y delegados de Federaciones ante el Consejo, miembros del Directorio y de las Comisiones Jurídica y de Deportistas. En la primera sesión después de su elección cada sala designará su Presidente y Secretario. En caso de inhabilidad, implicancia, recusación u otro motivo que impida a uno o más de sus integrantes conocer de una causa determinada, serán reemplazados por los miembros de la Comisión Jurídica en el orden en que estos fueron elegidos. Las cuestiones y contiendas de competencia serán resueltas por la Comisión Jurídica, sin ulterior recurso.

Artículo trigésimo primero: La Primera Sala se denominará De Arbitraje Deportivo y conocerá las materias que sean sometidas a su conocimiento por el Consejo o el Directorio, teniendo especial cuidado de no intervenir directa o indirectamente en aquellos asuntos que estén o puedan estar sometidos a la jurisdicción de las Federaciones afiliadas al Comité, a menos que estas o las partes involucradas, estatutaria y/o voluntariamente, se sometan a su decisión. Será también competente para conocer las denuncias que se formulen en contra de los integrantes del Consejo, Directores y Comisiones Jurídica, Revisora de Cuentas y de Deportistas, representantes de las Federaciones afiliadas ante el Consejo e integrantes de las delegaciones deportivas que nomine el Directorio, por violación de las normas de este Estatuto, sus Reglamentos, Carta Olímpica y acuerdos del Consejo y del Directorio.

La Segunda Sala denominada De Control de Dopaje conocerá exclusivamente de las violaciones a las reglas antidopaje en que puedan incurrir tanto los deportistas como sus técnicos, cuerpo médico, preparadores físicos o los dirigentes e integrantes de organizaciones deportivas vinculados a ellos. Solo intervendrá previo análisis de dopaje que contenga un resultado analítico adverso remitido por la Comisión  Nacional de Control de Dopaje del Instituto Nacional de Deportes de Chile o el organismo al cual corresponda el procedimiento de toma de muestras. Uno de los miembros de esta sala deberá ser médico y otro químico farmacéutico, ambos relacionados con el deporte. Producido un resultado analítico adverso en la primera muestra, el deportista quedará suspendido de inmediato de todas sus actividades como tal, lo que se informara al Tribunal en la comunicación antes referida, el cual decidirá la mantención o rechazo de la medida, oyendo al afectado en una audiencia que se celebrará en el más breve plazo posible. La resolución que al efecto se dicte podrá ser apelada tanto por el afectado como por la agencia nacional antidopaje.

Artículo trigésimo segundo:   El Tribunal de Honor podrá aplicar las sanciones de amonestación, suspensión de derechos, expulsión, privación de derechos para ejercer el cargo de delegado de Federaciones ante el Consejo, de integrante del Directorio y Comisiones del Comité y eliminación de uno o más integrantes de una delegación deportiva en Chile o en el extranjero, sin perjuicio de las facultades conferidas al Directorio en la letra c del artículo vigésimo primero. Tratándose de violación a las reglas antidopaje en que haya incurrido un deportista, las sanciones serán de amonestación, inhabilitación para participar en eventos deportivos de tres meses a perpetuidad y descalificación de los resultados en el evento en el cual ocurrió la violación. La determinación de los límites, naturaleza y efectos de estas sanciones se regirá por las normas que  estuvieren   vigentes  del Código Mundial Antidopaje de la Agencia Mundial de  Dopaje, debiendo los fallos que se dicten comunicarse a la Comisión Nacional de Control de Dopaje una vez que se encuentren firmes.

Artículo trigésimo tercero: Todas las sanciones que aplique el Tribunal serán apelables ante una Corte de Arbitraje Deportivo, la cual estará formada por los siguientes miembros elegidos por el Consejo en la oportunidad señalada en el artículo vigésimo: a) Cuatro abogados vinculados al deporte con más de diez años de ejercicio profesional, a propuesta de la Comisión Jurídica; b) Dos médicos designados de una lista de cinco personas propuesta por la Comisión Nacional de Control de Dopaje;  y, c) Dos químicos farmacéuticos designados de una lista de cinco personas propuesta también por la misma Comisión. La Corte elegirá de entre sus miembros un Presidente y un Secretario. Todos sus miembros durarán cuatro años en sus funciones y estarán sujetos a las mismas incompatibilidades señaladas en el artículo trigésimo.

Artículo trigésimo cuarto:   Las apelaciones en contra de los fallos del Tribunal de Honor se someterán a las siguientes reglas:

a) El recurso en contra de las sentencias de la Primera Sala deberá presentarse dentro del plazo de cinco días hábiles para ante la Corte Arbitral señalada en el artículo anterior. A elección del afectado y en lugar de dicho recurso, la decisión podrá ser sometida por vía de apelación a la Corte de Arbitraje Deportivo en Lausanne, Suiza, la cual resolverá el conflicto en forma definitiva y de acuerdo al Código de Arbitraje Relativo al Deporte. En este último caso, la apelación deberá interponerse dentro del plazo máximo de veintiún días hábiles contados desde la fecha de notificación de la sentencia.

b) En contra de las sentencias de la Segunda Sala procederán los mismos recursos señalados en la letra anterior, pero si el fallo afecta a un deportista de nivel internacional, la apelación deberá necesariamente ser deducida  ante la Corte de Arbitraje Deportivo en Lausanne, Suiza.

Para resolver los asuntos sometidos a su resolución la Corte deberá funcionar con no menos de tres jueces abogados. Tratándose de apelaciones deducidas en contra de los fallos de la Segunda Sala, deberá integrarse además con un médico y un químico farmacéutico, de aquellos elegidos para estos cargos. Corresponderá al Presidente instalar la Corte para su funcionamiento llamando a los jueces que deben integrarla para conocer de los asuntos entregados a su conocimiento. Todo recurso de apelación que se interponga deberá ser fundado, se concederá en ambos efectos y en segunda instancia no se admitirá prueba alguna que no haya podido ser presentada en primera.

Artículo trigésimo quinto: El Tribunal de Honor y la Corte Arbitral actuarán conforme a las normas de procedimiento que se señalarán en un auto acordado dictado por cada organismo, el que aprobado por el Consejo contendrá las disposiciones necesarias para asegurar un debido proceso.

 

TITULO OCTAVO

Comisiones Jurídica, Revisora  de Cuentas  y de Deportistas

 

Artículo trigésimo sexto: En la sesión en que se elijan a los miembros del Directorio, se elegirán también y por igual período a tres integrantes titulares y un suplente de la Comisión Jurídica; y a tres integrantes titulares y un suplente de la Comisión Revisora de Cuentas. Los postulantes deberán ser presentados por las Federaciones afiliadas al Comité, en la oportunidad y  con  los  antecedentes  y procedimiento que se señalan en el artículo vigésimo. Durarán cuatro años en sus cargos, pudiendo ser reelegidos por una sola vez. Presidirán estas Comisiones quienes hubieren obtenido, respectivamente, las más altas mayorías; y ante su ausencia, por cualquiera causa o motivo, serán reemplazados por los suplentes. Si aún así persistiere la vacancia, el Consejo nominará al o los reemplazantes, en sesión ordinaria o extraordinaria.

Artículo trigésimo séptimo: La Comisión Jurídica tendrá por finalidad conocer e informar al Consejo, Directorio y demás Comisiones del Comité, sobre todas las materias legales y reglamentarias que le sean sometidas a su conocimiento y otras que se señalan en este estatuto, y especialmente sobre las afiliaciones de las Federaciones y los poderes de sus representantes.

Artículo trigésimo octavo: El cometido de la Comisión Revisora de Cuentas será el análisis de toda la documentación y movimiento contable del Comité, así como de los libros y demás antecedentes financieros de la Tesorería, emitiendo un informe escrito sobre el particular, que su Presidente deberá entregar al Consejo en la oportunidad señalada en la letra f) del artículo décimo quinto  de este estatuto.

      Los miembros de la Comisión Revisora de Cuentas no podrán intervenir en los asuntos propios de las Federaciones afiliadas  o en los del Comité que no sean objeto de su competencia.

Artículo trigésimo noveno: El Consejo podrá acordar, por mayoría absoluta de sus integrantes, adoptada en sesión ordinaria, encomendar la tarea señalada en el artículo anterior, en vez de a la Comisión Revisora de Cuentas, a una empresa de auditores externos, siempre que esté  constituida como persona jurídica y se encuentre inscrita en el Registro de Auditores que lleva la Superintendencia de Valores y Seguros.

     Los integrantes de la empresa auditora deberán ser independientes de las Federaciones miembros del Comité.

      En el caso que se elija a una firma de auditoría externa, el plazo de duración de ésta será de un año, pudiendo renovarse su designación. En este caso y por ese lapso, el cometido encargado a los integrantes de la Comisión Revisora de Cuentas designada será el de asesorar a la empresa auditora que se elija. Regirán para dicha firma auditora externa las normas estatutarias aplicables a la Comisión Revisora de Cuentas, en lo que sean pertinentes.

 Artículo cuadragésimo: La Comisión de Deportistas estará formada por once miembros titulares y cinco suplentes. Sus integrantes deberán ser atletas en actividad o en situación de retiro que hayan participado en uno o más de los eventos deportivos señalados en la letra g) del artículo Tercero de este estatuto. Sin embargo, los atletas en situación de retiro deberán retirarse de esta Comisión al final del tercer cuadrienio después de los últimos juegos en los que hayan participado.

     Para proceder a su constitución, aquellos deportistas que cuenten con los requisitos indicados serán convocados por el Directorio para que celebren una reunión dentro del período de los sesenta días a que se refiere el  artículo vigésimo, oportunidad en que procederán a elegir a los integrantes titulares y suplentes de esta Comisión. Los elegidos nominarán al Presidente de la Comisión y al delegado ante el Consejo. Esta Comisión tendrá por objetivo asesorar al Consejo y Directorio sobre aquellas materias relativas a la situación de los deportistas en lo que respecta a su participación en los eventos a que se refiere la letra g) del artículo Tercero.

 

TITULO NOVENO

Reforma del Estatuto y Disolución del Comité.

 

Artículo cuadragésimo primero: La reforma de este estatuto solo podrá efectuarse por el Consejo del Comité, en sesión extraordinaria convocada con este único objeto ante la presencia de un Notario Público y su aprobación requerirá del quórum de la mayoría absoluta de sus integrantes y el voto afirmativo de las dos terceras partes de aquellos presentes en la reunión. Las citaciones para esta sesión se efectuarán conforme al procedimiento señalado en el artículo décimo tercero. Si en dicha reforma se plantea la modificación de los quórums, será necesario además que dicha decisión sea aprobada por mayoría de las Federaciones de Deportes Olímpicos. Cualquier reforma a los estatutos ya aprobados por el Comité Olímpico Internacional, deberá someterse también a su aprobación.

Artículo cuadragésimo segundo: La disolución del Comité no podrá ser acordada mientras existan cinco Federaciones Deportivas Olímpicas dispuestas a mantener su existencia y perseverar en la obtención de sus finalidades. Si tal disolución fuere acordada, con los requisitos establecidos en el artículo precedente, el Consejo designará a una Comisión Liquidadora compuesta por tres representantes de las Federaciones Deportivas Olímpicas afiliadas a esa época, la que dispondrá lo que corresponda, debiendo distribuirse los bienes del Comité entre todas las Federaciones – Olímpicas o no– que se encuentren afiliadas a esa oportunidad, con el objetivo que sean destinados al fomento de las actividades deportivas de la juventud

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Artículo primero transitorio: Las modificaciones introducidas a los artículos décimo octavo, décimo noveno y vigésimo octavo del estatuto entrarán a regir a partir de la fecha en que se verifique la próxima elección de las autoridades del Comité, a efectuarse después del término de los Juegos Olímpicos de Verano del año dos mil ocho, a celebrarse en Beijing, China. Las demás disposiciones entrarán a regir inmediatamente de aprobada esta reforma.

Artículo segundo transitorio: En caso de no existir mayoría de representantes de Federaciones Olímpicas en el actual directorio y se produzca alguna vacante en sus cargos, el o los reemplazantes que se propongan de acuerdo al procedimiento establecido en el artículo décimo noveno deberán ser representantes de Federaciones cuyos deportes estén incluidos en el Programa Olímpico, para así mantener la mayoría de ellas.

Artículo tercero transitorio: Los actuales miembros titulares abogados del Tribunal de Honor y de Arbitraje Deportivo pasarán a integrar la Corte de Arbitraje Deportivo establecida en el artículo trigésimo tercero. Sus demás miembros al igual que los médicos y químicos farmacéuticos que deben integrar tanto la Corte como la Segunda Sala del Tribunal deberán elegirse por el Consejo de Delegados en un plazo máximo de sesenta días contados desde que esta reforma entre en vigencia. Todos los miembros así designados durarán en sus cargos hasta la próxima elección, a efectuarse en la oportunidad que señala el artículo primero transitorio precedente. Durante este periodo el abogado tercer integrante de la Segunda Sala, será designado  para  cada  caso  que  deba  conocer  por  la Corte de Arbitraje Deportivo de entre sus miembros y de haber apelación ante ella, conocerán sus restantes integrantes, excluido el designado. En tanto no se instale la Corte y las dos salas que establece este estatuto, las infracciones a las normas antidopaje serán resueltas por el actual Tribunal de Honor y de Arbitraje Deportivo, siendo apelables ante el Consejo de Delegados.

CERTIFICO: Que el texto que antecede corresponde al texto refundido, sistematizado y concordado del estatuto actualmente vigente del Comité Olímpico de Chile, según reformas acordadas en las Asambleas Extraordinarias del Consejo de Delegados celebradas el 14 de diciembre del 2010 y 30 de noviembre del 2011, reducidas a escritura pública  con fechas 29 de diciembre del  2010 y 10 de febrero del 2012 ante el Notario Público de Santiago don Sergio Carmona Barrales.  Doy fe.- Santiago, 9 de agosto del 2012.