Este martes 23 de abril partieron rumbo a Perú los seleccionados nacionales de Judo, para participar en el campeonato panamericano específico de la especialidad, evento que se desarrollará en Lima desde el 25 al 28 de abril. Esta es la penúltima competencia que otorga puntos para el ranking panamericano y así alcanzar plazas para el megaevento continental de Lima 2019.
Tras la participación en el campeonato panamericano, el próximo y último desafío para el elenco nacional, será la Copa continental (fines de mayo en Panamá). Los deportistas nacionales viajan mentalizados en conseguir ubicarse entre los 10 primeros del ranking, resultado que les permitiría alcanzar los cupos a los citados Juegos Panamericanos.
La delegación chilena la integra Francisco Solís, (+100 kilogramos), quien marcha 4° en el ranking panamericano, Mary Dee Vargas, (-48), 8ª, Sebastián Pérez, (-66), 7°, Thomas Briceño, (-100), 9°, Judith González (-52), 10ª, Jacqueline Usnayo, (-78), 9ª, Hugo Vera, (-60), 9° y Karina Orellana (-63), sin ranking.
El judoca criollo Thomas Briceño está decidido a seguir mejorando sus registros, empeñado en conseguir los pasajes para la competencia continental: “Estos serán mis primeros Juegos Panamericanos, para Guadalajara era muy chico y para Toronto no clasifiqué, pero fui a Río 2016″, explica. “Los entrenamientos y competencias han salido bien, venimos llegando de una concentración de dos semanas en Brasil. Nos entrenamos con deportistas de Alemania, Francia, Bulgaria, Croacia, me sentí súper bien, me siento seguro de las cosas que hay que hacer, lo técnico y la estrategia ya está lista, estamos full para la competencia. Tengo hambre y ganas de competir”, agrega.