Una repleta Iglesia Matriz de Curicó fue el marco de la despedida que el mundo corralero le brindó a Hugo Cardemil Moraga, quien falleció el pasado viernes a la edad de 94 años.

Tanto en la ceremonia religiosa como en el servicio fúnebre la familia huasa y corralera acompañó al 4 veces campeón de Chile en su último adiós. Durante el trayecto entre la iglesia y el camposanto el féretro fue escoltado por uno de sus caballos y por sus nietos, también lo hicieron cabalgando.

En la misa fueron sus familiares expresaron sus agradecimientos a la figura tanto deportiva como fraternal que significó en la vida de todos ellos la presencia del multicampeón nacional de Rodeo.

En el servicio fúnebre fue el turno de las máximas autoridades encabezadas por el presidente de la Federación del Rodeo Chileno, Cristian Leiva Castillo, quien destacó el legado que deja en su partida Hugo Cardemil señalando que “fue uno de los hombres que transformó el rodeo. Hoy Don Hugo Cardemil Moraga pasó de ídolo a leyenda, y eso significa que aunque ya no esté en cuerpo entre sus nosotros su legado hará que siga más vivo que nunca”. A su turno el presidente de la Federación de Criadores de Caballos de Chile, Luis Iván Muñoz recordó con cariño la amistad que lo unió con Hugo Cardemil por muchos años.

Los restos mortales de Hugo Cardemil Moraga fueron sepultados en el Cementerio Parque del Recuerdo de Curicó.